Carrito

Hace casi dos meses, publicamos la convocatoria para la conformación del Observatorio Ciudadano del Tetzcotzinco y Cuauyacac, con la que recibimos una excelente respuesta por parte de la comunidad. En este tiempo nos hemos dedicado a charlar con los interesados y afianzar la propuesta de trabajo.

Con la labor conjunta entre habitantes de la región, biólogos, arqueólogos, historiadores, periodistas, diseñadores gráficos, antropólogos, programadores y abogados hemos diseñado el siguiente bosquejo de trabajo que perfila tres fases y tres proyectos iniciales, cuyas directrices se están afinando y pronto se añadirán formalmente al proyecto general:

  • Fase 1.- Servirá para generar los primeros datos con los que se trabajará periódicamente. Se crearán y capacitarán brigadas de documentación y de campo. Se podrán en línea las herramientas e información que sirvan para que el trabajo del Observatorio pueda ser monitoreado por el público. Se pondrán en marcha los proyectos específicos:
    • Documentación: Se creará una base de datos con los materiales que se refieran al área de estudio y que otros proyectos del Observatorio puedan utilizar.
    • Registro de monumentos arqueológicos: Usando técnicas de fotografía, fotogrametría, geoespaciales e inventario, se registraran y monitoreará periódicamente el estado de los monumentos arqueológicos en la zona de estudio.
    • Registro florístico/natural: Los detalles de este proyecto aún se encuentran discutiéndose.
  • Fase 2.- Lo trabajado en la fase 1 se analizará y se divulgará a entidades gubernamentales y prensa. Creando un diagnóstico independiente del manejo, cambio y retos para el sitio. Adicionalmente se trabajará directamente con las comunidades aledañas para perfilar mecanismos independientes de preservación del sitio.
  • Fase 3.- Después del primer análisis de datos y su divulgación los miembros del observatorio, sus asesores y las comunidades participantes aplicarán los mecanismos acordados en la fase 2.

Observatorio Ciudadano del Tetzcotzinco y Cuauyacac

Presentación.

Después de los eventos que desencadenaron la destrucción de una parte del monumento conocido como Caño Quebrado, el interés en la conservación y vigilancia de la zona arqueológica de Tetzcotzinco se incrementó en el público en general. Es por eso que un grupo de ciudadanos nos organizamos para crear el Observatorio Ciudadano del Tetzcotzinco y Cuauyacac. Dos zonas adyacentes que comparten problemáticas y contexto cultural, pero que también tienen profundas diferencias y retos. El Observatorio no esta vinculado a ningún proyecto político partidista o gobierno, ni busca la acción política.

Objetivos.

  • Documentar y difundir entre la población información sobre los bienes arqueológicos, naturales y culturales.
  • El reconocimiento y defensa de esos bienes.
  • La vigilancia y colaboración crítica en la aplicación de medidas institucionales y privadas que tengan que ver con actuaciones respecto al patrimonio.
  • La canalización del derecho de la Sociedad Civil a la defensa frente a las agresiones contra el patrimonio común, a participar, con su propia voz, en la resolución de los problemas comunes y a organizarse en actividades sociales y culturales y la contribución a la movilización social en este ámbito.

Plan de trabajo.

La metodología general comenzará con la recopilación de información bibliográfica y administrativa, así como trabajo de campo para registro, seguidas de una fase de estudio, elaboración y difusión de la información.

El avance de este plan esta vinculado necesariamente a las acciones que realicen los miembros del observatorio, ya que se trabajará por proyecto y en labores rotativas para maximizar la eficiencia.

De esta forma, seguiremos, por un lado, una línea de trabajo destinada a conocer los aspectos legales y administrativos alrededor del Tetzcotzinco y Cuauyacac, y, por otro lado, el estudio y registro de los elementos patrimoniales y acciones de tutela concretas. Así, los proyectos, inicialmente, se enfocarán a las áreas naturales, legales/administrativas y culturales. A lo largo del año se realizarán estas actividades, para después publicar los resultados a manera de diagnóstico periódico, y así se pueda ayudar generar conciencia, registro y hasta pueda ser usado como base para políticas públicas en la zona.

Una vez generado el primer diagnóstico, se programarán actividades para que, de la mano de las comunidades y visitantes, podamos divulgarlo e implementar mecanismos que enriquezcan a todas las partes involucradas en la defensa y conservación de los sitios Cuauyacac y Tetzcotiznco.

Con lo anterior se busca crear una estructura estable formal, que permita servir como lugar de encuentro, cooperación, intercambio y reflexión sobre los diferentes temas que impacten la zona de estudio, y aumentar la conciencia social de la población sobre la necesidad de proteger su patrimonio, sobre todo, a través del conocimiento, reconocimiento y asunción de los derechos que todos los ciudadanos tenemos sobre una serie de bienes que son de interés general.

Organización.

La organización será a través de dos esquemas, uno operativo y otro por proyecto. El esquema operativo es aquel que sustenta la coordinación del Observatorio y se conforma pero no esta limitado a coordinador general, community manager y asesor tecnológico, quienes por el momento serán las mismas personas que ocupan esas funciones en el Proyecto Texcoco en el Tiempo.

La estructura por proyecto será la que determine la dirección hacia la cual irá el observatorio, ya que es la que genera la información que le da sustento. Se proponen cuatro áreas generales para comenzar a trabajar proyectos determinados:

  • Área de arqueología. Concerniente a las estructuras, piezas y objetos arqueológicos.
  • Área natural. Lo relativo a los bienes patrimoniales que no han sido transformados por el hombre de forma directa.
  • Área documental. Se refiere a toda la información contenida en documentos físicos o digitales.
  • Área de divulgación. Actividades o estrategias que estén destinadas a transmitir la información generada por las otras áreas.

Los proyectos pueden abarcar más de un área si es necesario. Cada proyecto es independiente de buscar las formas adecuadas de realizar su trabajo y podrá solicitar a la coordinación medios físicos para hacerlo, teniendo en cuenta la naturaleza sin fines de lucro del Observatorio. Los mismos se comprometen a entregar informes de sus actividades periódicamente y concluir en el plazo pactado. Los informes y el plan inicial de cada proyecto se harán públicos. Se colocarán públicamente los nombres de las personas que demuestren estar involucradas en cada actividad.

Dejar un comentario